Lupus Eritematoso Sistémico

Tipo de Trastorno

El lupus eritematoso sistémico (LES) es una enfermedad autoinmune crónica que provoca que el sistema inmunológico ataque erróneamente al tejido sano del cuerpo. Puede afectar a la piel, las articulaciones, los pulmones, los riñones, el cerebro u otros órganos. En México y Lationoamérica entre 160 mil y 170 mil personas padecen Lupus, y por cada diez pacientes con LES, ocho son mujeres.

Se han reportado estudios, comparando la Microbiota intesinal, pacientes con Lupus con personas sanas, teniendo en cuenta factores como la edad, el sexo, la medicación y su historial médico. El grupo con LES incluía individuos con una amplia variedad de síntomas, lo cual permitió establecer una serie de correlaciones entre el perfil microbiano y la patología.

lupus-01

Existen cada vez más pruebas de que la microbiota, podría tener un impacto sobre los síntomas y la progresión de algunas enfermedades autoinmunes, en específico los pacientes con Lupus eritematoso sistémico, incluso los pacientes que presentan anticuerpos anti nucleares positivos, y cuentan  con datos de disbiosis, tienen mayor factor de riesgo a desarrollar la enfermedad.

Estas investigaciones no permiten aún predecir, el éxito de terapias centradas en la microbiota, para tratar el LES, pero abren nuevas vías que explorar. Sabemos, por ejemplo, que el perfil microbiano intestinal podría modularse, a través de patrones alimentarios, como intervenciones dietéticas, para favorecer el incremento de las poblaciones microbianas, que tengan incidencia en la sintomatología del LES.

lupus-02

Asi mismo se sabe, que la disbiois es un factor de riesgo a desarrollar intestino permeable, siendo esta la causa más descritas en la fisopatogenia del Lupus eritematoso sistémico.

Como se comento, la importancia del tratamiento se fundamenta, no solo en la terapia con inmunosupresor o biológicos (tratamiento de primera línea de la enfermedad), sino en buscar el equilibrio de la microbiota intestinal, con el objetivo de regular la respuesta inmunológica, y buscar el restablecimiento del intestino permeable, ya que  al estar en contacto diferentes bacterias, hongos o alérgenos, se desencadena la formación de auto anticuerpos por los linfocitos B, causantes de la enfermedad.