Artritis Reumatoide

Tipo de Trastorno

La artritis reumatoide es una enfermedad articular inflamatoria y crónica que afecta a varias articulaciones a la vez. Existen diferentes estudios que de las principales causas es la interacción de la flora intestinal con una predisposición genética específica.

Aproximadamente un 1% de la población adulta padece artritis reumatoide (AR), una enfermedad que afecta más a las mujeres que a los hombres, en Latinoamérica hay más de 10 mil casos nuevos anuales, con inicio de la enfermedad cada vez en etapas más temprana.

artritis-01

Una enfermedad autoinmune que evoluciona por brotes

La AR es una enfermedad autoinmune que evoluciona por brotes y provoca una inflamación persistente en las articulaciones, principalmente de los pies y las manos. Los síntomas principales son hinchazón, dolor y rigidez en las articulaciones. Sin tratamiento médico, la AR se extiende a nuevas articulaciones y provoca su deformación o incluso su destrucción progresiva. 

Predisposición genética asociada a un desequilibrio de la microbiota

Si bien existen genes que predisponen a la AR, estos no son suficientes para desencadenar la enfermedad; estos genes interactúan con factores intestinales, como la microbiota intestinal y la bucal, que llaman cada vez más la atención. Efectivamente, los pacientes presentan desequilibrios microbianos (disbiosis) muy similares a los que se observan en pacientes que padecen enfermedades inflamatorias intestinales  por lo que  hay evidencia  de  buena respuesta al tratamiento de equilibrio en  la microbiota, en especial en aquellos que se busca la corrección del intestino permeable. 

Los  anticuerpos relacionados con artritis reumatoide, son los anticuerpos citrulinados, que se llegan a presentar hasta en el 90% de los casos, con la especificidad para la enfermedad, por lo que es un marcador diagnostico temprano.

artritis-02

El tratamiento no solo se fundamenta en el uso de fármacos modificadores de la enfermedad, como metrotexate, sulfasalazina o hidroxicloroquina, sino en buscar el equilibrio en la microbiota intestinal, con el objetivo de regular la respuesta inmunológica, y buscar el restablecimiento del intestino permeable, ya que al estar en contacto diferentes bacterias, hongos o alérgenos, se desencadena la formación de auto anticuerpos, causantes de la enfermedad.